Jesner Josué Rivas

Cuando circulaba por el costado norte del colegio Japón, al oeste del establecimiento comercial, recibió un impacto de arma de fuego en la parte alta de la tetilla izquierda, sin orificio de salida.

Su abuela, Maritza Rueda, denunció que el médico alteró las evidencias pues en el acta de defunción registró “herida por arma blanca” (puñalada). La Policía lo registró con antecedentes penales y para retirar el cuerpo la familia tuvo que firmar un documento indicando que desistían de todo proceso judicial.

El día 22 de abril de 2018, alrededor de las nueve de la mañana, Jessner Josué Rivas se dirigió al supermercado PALI del barrio La Fuente, que estaba siendo saqueado por turbas.

Según relatos de la familia, los disparos fueron realizados por efectivos de la Policía que habían ingresado al anexo del barrio Adolfo Reyes, conocido popularmente como El Nancite. Herido, Rivas fue trasladado al hospital Manolo Morales, donde falleció en horas de la tarde.

“En Nicaragua tenemos una dictadura, estamos presos y queremos ser libres. Mi tierno… lo voy a recordar en mi corazón”.

Norlan Geovanny Rodríguez Rueda.