José Francisco García Sobalbarro

Murió asesinado el 13 de julio de 2019, en iguales circunstancias que su amigo Edgard Montenegro. Ese día José Francisco regresaba de trabajar la tierra, cuando a su casa se presentaron sujetos armados que le dispararon. Su cuerpo fue trasladado a Tegucigalpa, desde donde las autoridades dieron aviso a la familia.

José Francisco García Sobalvarro había sido miembro de la “contra” y apoyó las protestas contra el gobierno. En 2018, debido al asedio de la Policía y los paramilitares se refugió en el municipio de Trojes, departamento de El Paraíso, Honduras.

 

“Mi padre quería ver una generación libre de dictadura. Se había exiliado porque era perseguido por la Policía y el Ejército por su pasado como miembro de la Resistencia. El legado que deja es luchar por Nicaragua"

Adonis García (Hijo)